PP y Cs en Madrid: propuesta Comisión de Farmacia


Por Top Market Access, jueves, 11 de julio de 2019


Se recogen hasta 16 medidas sanitarias y se establece que en la estructura de Gobierno el Consejería de Sanidad sea para el Partido Popular.

Entre los principales compromisos en materia sanitaria se establecen una reordenación de la atención primaria, un nuevo plan de Salud Mental para los años 2020 a 2023 y un plan de choque para las listas de espera. En cualquier caso, este acuerdo de Gobierno está supeditado a Vox, cuyos síes en la sesión de investidura son imprescindibles.

Volviendo a las medidas que se proponen en el acuerdo, ambos partidos se comprometen a modernizar y reorientar “la Atención Primaria madrileña para ofrecer unos servicios más accesibles y orientados a los ciudadanos, con mayor tiempo de atención al paciente, con el reconocimiento e implicación de todos los profesionales que la hacen posible”. Para acompasar estos nuevos retos, también se asegura que los profesionales reducirán “las tareas burocráticas”, así como se aumentarán “las ratios de médicos y enfermeros en los centros de salud más saturados”.

En cuanto a la Salud Mental, el documento asegura que se renovará la estrategia hasta ahora emprendida. “Aprobaremos un nuevo Plan Estratégico de Salud Mental de la Comunidad de Madrid 2020‐2023. Contemplará la reforma de la Oficina Regional de Coordinación de Salud Mental, un aumento de los recursos intermedios y una ampliación del número de camas en atención hospitalaria psiquiátrica”, reza el texto.

De igual forma, ambos partidos firmantes se comprometen a reducir las listas de espera desde varios ángulos de actuación. “Se optimizarán de los recursos disponibles en el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid, previa realización de una auditoría que permita detectar carencias e ineficiencias subsanables. Con posterioridad, se publicarán todos los datos reales sobre las listas de espera, informando detalladamente sobre los plazos y los indicadores de rendimiento y calidad a nivel de cada centro y servicio, de modo que pueda aprovecharse al máximo la posibilidad de la libertad de elección de especialista en la Comunidad de Madrid”, aseguran.

Del mismo modo, también se procederá a una “ampliación del horario de funcionamiento programado de los centros hospitalarios, habilitando la apertura de quirófanos en jornada de tarde y fines de semana y la posibilidad de auto‐concertación en aquellos centros y servicios hospitalarios con mejores indicadores de rendimiento y calidad, así como mediante la unificación en una sola jornada de todas las pruebas solicitadas por el mismo paciente, especialmente de aquellos que procedan del medio rural, con el fin de ahorrar desplazamientos evitables”.

Junto a estas medidas, ambos partidos también se comprometen a actualizar el Plan de Inversión en Infraestructuras Hospitalarias de la Comunidad de Madrid y continuaremos con la modernización de nuestros grandes hospitales para reformar nuestro Sistema Madrileño de Salud, que abarca la alta complejidad y los mejores tratamientos. “Los siete hospitales universitarios más grandes e importantes de la región serán en los que se acometa una reforma integral de mayor calado: 12 de Octubre, La Paz, Gregorio Marañón, Clínico San Carlos, La Princesa, Ramón y Cajal y Niño Jesús”, dice el documento.


Por último, el acuerdo también refleja aprobar una nueva Ley de Farmacia para la Comunidad. “Mejoraremos la eficiencia del gasto farmacéutico mediante la creación de una Comisión de Farmacia Autonómica, que vele por la equidad y la eficiencia en la introducción de nuevos medicamentos, en la que estarán representados los sectores afectados. Potenciaremos las centrales de contratación y de compra, los acuerdos marco y los sistemas dinámicos de adquisición de medicamentos y equipamiento allí donde sea necesario y eficaz, evitando gastos innecesarios que afecten al bolsillo de los ciudadanos”, se explica en el documento.