País Vasco: 6,4 millones para garantizar la adherencia


Por Top Market Access, miércoles, 6 de marzo de 2019


El Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 6.425.839 euros destinado a la concesión durante 2019 de ayudas para garantizar la adherencia a los tratamientos farmacéuticos a aquellas personas que, por su situación de vulnerabilidad, no podrían hacer frente al coste añadido impuesto por el copago farmacéutico.

Estas ayudas se enmarcan en la oposición mostrada en todo momento por el Gobierno Vasco al copago farmacéutico, un rechazo firme que propició que Euskadi fuera la primera comunidad del Estado que implementó medidas de compensación destinadas a pensionistas y grupos desfavorecidos (pensionistas, personas desempleadas, personas inmigrantes en situación irregular…), para garantizar que ninguna persona deje de tomar la medicación prescrita por motivos económicos.

En estos seis años consecutivos, han sido más de 523.000 las solicitudes tramitadas por el Gobierno Vasco, por un importe concedido superior a los 27,7 millones de euros, a los que hay que añadir los 6.425.839 consignados en los presupuestos prorrogados de 2019 (ampliables en caso de necesidad), cuyo gasto se ha autorizado en el consejo de gobierno de hoy.

El pasado año 2018, el Gobierno del Lehendakari Urkullu destinó un total de 5.254.512 euros a las personas beneficiarias de las ayudas correspondientes al segundo plazo de la convocatoria de 2017 y al primer plazo de la convocatoria de 2018.

El primer plazo de la convocatoria de 2018 ya fue abonado por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco a finales de julio de 2018, por un importe de 2.058.614,94 €, y en breve se va a iniciar el pago del segundo plazo, por un montante de 3.195.897,22 €.

El Consejero de Salud, Jon Darpón, ha subrayado el hecho de que el esfuerzo realizado por el Gobierno Vasco para paliar los efectos del copago farmacéutico ha beneficiado a los sectores de la población vasca más vulnerables; remarcando que “para nosotros, la equidad en la salud es un principio irrenunciable, y por eso seguiremos trabajando para salvaguardar nuestro sistema sanitario y hacer el acceso a la salud un derecho de todas las personas”.

Hay que recordar que en noviembre de 2017 el Gobierno Vasco aprobó la modificación del Decreto de estas ayudas económicas para incorporar dos nuevos colectivos de beneficiarios: personas en situación legal de desempleo perceptoras de prestación por desempleo y personas perceptoras de Renta de Garantía de Ingresos (RGI) como complemento a sus rentas del trabajo; con ingresos, en ambos casos, no superiores a los 18.000 €. Estos colectivos se sumaron así a los que hasta entonces venían recibiendo las ayudas: pensionistas con ingresos anuales inferiores a 18.000 euros; personas en situación de desempleo sin prestación económica; y personas inmigrantes en situación de residencia irregular. Asimismo, en febrero de este año, el Gobierno Vasco aprobó una segunda modificación del Decreto inicial de ayudas para adaptarlo al Real Decreto-ley 7/2018 si bien esta segunda modificación no altera los colectivos anteriormente contemplados como potenciales beneficiarios de estas ayudas.

Fuente: euskadi.eus