El marco estratégico de AP recibe el apoyo del CISNS


Por Top Market Access, jueves, 11 de abril de 2019


El documento incorpora seis líneas estratégicas y objetivos a corto, medio y largo plazo para avanzar hacia el fortalecimiento y liderazgo de la Atención Primaria en el Sistema Nacional de Salud.

El Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), reunido hoy en sesión extraordinaria, ha concedido el respaldo mayoritario de sus miembros al Marco Estratégico para la Atención Primaria de Salud, un documento que responde a la necesidad de afrontar de manera conjunta los problemas y retos actuales de la Atención Primaria.

El Marco Estratégico para Atención Primaria de Salud establece seis líneas estratégicas y una veintena de objetivos con un centenar de acciones para avanzar en el liderazgo de la Atención Primaria. Cada uno de los objetivos incluye acciones a corto, medio y largo plazo para su consecución.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha anunciado que con la presentación al CISNS “se cumple con el compromiso de entregar el documento con las aportaciones de todas las partes antes de Semana Santa”.

Las medidas a corto plazo están previstas que se inicien a lo largo de este año, las de medio plazo en 2020 y las de largo plazo en 2021.

Las líneas estratégicas plasmadas en el documento pasan por reforzar el compromiso del Ministerio con el liderazgo de la Atención Primaria; consolidar una política presupuestaria y de recursos humanos que garantice la efectividad y la calidad de la APS; y mejorar la calidad de la atención y la coordinación con el resto de los ámbitos asistenciales, servicios e instituciones.

Además, establece reforzar la orientación comunitaria, la promoción de la salud y prevención en Atención Primaria; potenciar el uso de las tecnologías de la información; e impulsar la formación y la investigación.

Para ello, plantea una veintena de objetivos. Entre ellos, constituir una estructura operativa estable en el Ministerio para la coordinación y seguimiento del Marco Estratégico para la Atención Primaria de Salud (APS); actualizar la cartera de Servicios; mejorar la financiación y la estabilidad en el empleo de la APS;  fomentar el abordaje biopsicosocial desde la consulta de Atención Primaria y la promoción de la salud; y promover la mejora continua de la Historia de Salud Digital

MEDIDAS QUE SE PONDRÁN EN MARCHA EN 2019

El documento contempla medidas a corto plazo que deberán iniciarse a lo largo de este año. Entre ellas, garantizar que las demandas de atención no urgente se atiendan en menos de 48 horas.

Además, establece la actualización de la Estrategia de Cronicidad del Sistema Nacional de Salud y el impulso a otras Estrategias ya en marcha como la Promoción de la Salud y Prevención en el SNS o el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos.

También, actualizar la cartera de servicios poniendo el acento en la equidad,los determinantes sociales, y la atención a la cronicidad y dependencia.

Asimismo, garantizar el cumplimento de la cartera básica de todas las actuaciones en salud bucodental en el centro de salud, con especial atención a la población infantil, embarazadas y personas con discapacidad.

Desde el punto de vista profesional, el Marco Estratégico determina el aumento del número de plazas acreditadas para formación de profesionales de APS y la oferta del 100% de las plazas acreditadas en las convocatorias anuales de acceso a plazas de formación sanitaria especializada.

MEDIDAS A MEDIO PLAZO

El Marco Estratégico para la Atención Primaria establece una serie de medidas a iniciar a lo largo de 2020. Entre ellas, la aprobación de ofertas públicas de empleo con convocatoria y resolución, al menos, bienal,  con el objetivo de alcanzar progresivamente y mantener una tasa de temporalidad inferior al 8%.

También se contempla identificar Zonas Especiales de Salud que, por sus especiales características demográficas y geográficas, y por cuestiones derivadas de la estacionalidad, precisarán una estrategia diferenciada para la contratación de profesionales y la prestación de servicios, en la que estén implicadas las distintas administraciones con competencias en el territorio.

Desde el punto de vista asistencial, determina el desarrollo de programas de atención domiciliaria en el SNS centrados en las necesidades sanitarias y sociales de la persona; y garantizar la interoperabilidad de los sistemas y de los registros clínicos.

Otra de las medidas consiste en desarrollar los cambios normativos que procedan para que, tras la oferta de plazas vacantes en AP y si estas quedaran sin cubrir, se oferte a los residentes que finalizan el periodo de formación sanitaria especializada contratos de equipo o centro de salud de, al menos, dos años de duración.

MEDIDAS A LARGO PLAZO

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, CC.AA., profesionales y usuarios fijan 2022 como horizonte temporal para lograr que los cupos cumplan los siguientes criterios: hasta 1.500 pacientes en atención a adultos y 1.000 en pediatría.  En ambos casos, estas cifras pueden variar en función de criterios territoriales, demográficos, epidemiológicos o socioeconómicos.

El plan contempla además dimensionar las plantillas de los Equipos de Atención Primaria y el impulso del uso de tecnologías que permitan el registro de datos clínicos en el domicilio del paciente y su volcado a la Historia de Salud Digital.

LA ATENCIÓN PRIMARIA, PILAR PARA LA EQUIDAD EN SALUD

“La Atención Primaria de Salud es un pilar indispensable en la garantía de la equidad en salud”, ha señalado la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Luisa Carcedo. “En el actual contexto sociodemográfico, epidemiológico y de evolución tecnológica, más de 30 años después de la reforma sanitaria en España, urge dar un nuevo impulso a la Atención Primaria para que renueve su liderazgo como eje del sistema sanitario”.

“Con este documento se da respuesta a una petición trasladada no solo por la ciudadanía, sino también pacientes, profesionales y comunidades autónomas”.

“El objetivo es alcanzar, a través de estas estrategias, una Atención Primaria de calidad, orientada a la ciudadanía, con alta capacidad de resolución y que potencie la continuidad asistencial”, ha indicado Carcedo.

El Marco Estratégico para la Atención Primaria es el resultado de un proceso de reflexión y consenso iniciado por el Ministerio en noviembre de 2018 y en el que han participado los expertos, a través de tres grupos de trabajo cuyos integrantes han sido  designados por las consejerías de sanidad de las CC.AA., profesionales sanitarios y usuarios.

Desde entonces se han celebrado cuatro reuniones presenciales, en las que los diferentes grupos de trabajo han debatido y aportado propuestas de mejora. El resultado final de este proceso de trabajo y análisis es el documento que hoy ha abordado el Pleno del CISNS.

El documento se completará con la definición de unos indicadores que sirvan de seguimiento y monitorización del grado de implantación de estas acciones. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha encargado el desarrollo de este trabajo a la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS (RedETS).

Fuente: MSCBS