Ahorro de 1.500 millones en gasto en receta


Por Top Market Access, viernes, 10 de mayo de 2019


Es la reducción del gasto en transferencias sociales que el Gobierno espera entre los años 2019 y 2022 como consecuencia de la aplicación de las nuevas propuestas de racionalización del gasto farmacéutico no hospitalario

Aproximadamente 1.500 millones de euros. Es, en cifras, la reducción del gasto en transferencias sociales en especie esperada por el Gobierno entre los años 2019 y 2022 como consecuencia de la aplicación de las nuevas propuestas de racionalización del gasto farmacéutico no hospitalario. O, dicho con otras palabras, el “ahorro sustancial” que la Actualización del Programa de Estabilidad 2019-2022 asocia a las cinco recomendaciones extraídas del spending review que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) elaboró, a petición del Gobierno, sobre el gasto farmacéutico de receta: la generalización de una “subasta a nivel nacional” de medicamentos; la implantación de una nueva definición del SPR; la implantación de protocolos de revisión y seguimiento farmacoterapéutico de las prescripciones; la implantación de sistemas de control periódico para mitigar desviaciones relevantes en el consumo de medicamentos sobre el gasto público de medicamentos en farmacias y la modificación de las medidas de recortes de precios transversales introducidas con el RD 8/2010.

Más allá de hacer referencia a ese “ahorro sustancial”, la documentación que el Gobierno remitió a finales del mes de abril a la Comisión Europea no especificaba exactamente ninguna cantidad asociada a las recomendaciones del spending review en el capítulo de gasto farmacéutico no hospitalario. Ha sido la propia Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, por comparación entre su primer y segundo informe sobre la Actualización del Programa de Estabilidad 2019-2022 (el primero tuvo lugar antes de remitirlo a Bruselas y el segundo ha tenido lugar después) quien ha detectado la diferencia, esos 1.500 millones de euros que entre uno y otro escenario han sido imputados a ‘transferencias sociales en especie’, la partida que tradicionalmente recoge el gasto farmacéutico de receta. Pero el potencial de ahorro, añade la AIReF, podría haber sido “mucho mayor”, recordando así que el Gobierno sólo ha tomado nota de cinco de sus recomendaciones, frente a las 19 que incluye el informe original, aún pendiente de publicación.

Fuente: El Global